Un juez de Nueva York ordenó a las agencias de inteligencia estadounidenses a reconocer que poseen una grabación del asesinato en 2018 del periodista saudí Jamal Khashoggi, un fallo que fue aclamado por activistas de derechos.

 

El juez también ordenó a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI) explicar por qué están reteniendo la cinta y un informe de la CIA sobre el brutal asesinato.

 

Khashoggi, un columnista del periódico The Washington Post, fue asfixiado y desmembrado dentro del consulado de Arabia Saudita en Estambul luego de entrar para obtener documentos para casarse con su prometida turca.

 

Familia del periodista Jamal Khashoggi afirma que perdonó a sus asesinos

La muerte de Khashoggi, el 2 de octubre de 2018, desató una protesta internacional y empañó la reputación del país rico en petróleo y su poderoso príncipe heredero, Mohamed bin Salmán.

 

La CIA concluyó que el miembro de la realeza había sido responsable por el asesinato, lo que tensó las relaciones entre Estados Unidos, donde vivía el columnista, y Riad.

 

El presidente Donald Trump dijo después que había protegido al príncipe Salmán del Congreso, jactándose de haberle “salvado el trasero”, según un libro del veterano periodista Bob Woodward.

 

La Open Society Justice Initiative, fundada por el filántropo George Soros, presentó una demanda bajo la ley de Libertad de Información, buscando acceso a registros de agencias de inteligencia relacionados con el asesinato.

Condenan a muerte a cinco hombres por el asesinato del periodista Khashoggi

La CIA y la ODNI rechazaron la solicitud y ni siquiera confirmaron la existencia de los documentos, alegando razones de seguridad nacional.

 

Pero el juez federal Paul Engelmayer ordenó al gobierno estadounidense el martes a producir un “índice de Vaughn”, que describa los documentos que está reteniendo y que proporcione una justificación para no ser divulgados.

 

En su fallo, Engelmayer citó los dichos de Trump a fines de 2018, cuando el presidente dijo: “Tenemos la cinta”.

 

El fallo no ordena la divulgación de los documentos pero la Open Society Justice Initiative describió la orden como una “victoria crucial para abordar el vergonzoso encubrimiento de la administración de Trump” del asesinato.

 

“La sentencia del tribunal es un paso vital para poner fin a la impunidad por el asesinato”, dijo Amrit Singh, el abogado principal de la organización en el caso.

 

Inicialmente Riad negó que hubiera ocurrido el asesinato, pero después cambió su versión de los hechos en varias ocasiones. Asegura que la muerte fue llevada a cabo por agentes que actuaron de manera independiente.