El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) pidió a Telcel aplicar nuevas reglas al celebrar contratos con sus usuarios que les permitirán migrar de compañía con su equipo ya desbloqueado.

Al considerar a América Móvil como agente preponderante en el mercado de telecomunicaciones, el IFT anunció nuevas medidas para el operador con el fin de promover la libre competencia.

Telcel ofrece un contrato que incluye la prestación del servicio de telecomunicaciones (telefonía e internet) y la compra de un smartphone, en el cual el aparato queda bloqueado hasta que confluye el plazo fijado.

El IFT ordenó que se celebren dos contratos: uno por la prestación de servicios y otro por la compra del smartphone.

 

Así, el usuario podrá cancelar su contrato por los servicios de telecomunicaciones y cambiarse a otra compañía, mientras mantiene su contrato con Telcel por la compra del aparato.

Para ello, Telcel deberá desbloquear el equipo a los seis meses de que comience el contrato por la compra del smartphone.

La intención, estableció el IFT, es favorecer el ejercicio de los derechos de los usuarios y flexibilizar las condiciones de portabilidad para promover la competencia en el mercado minorista.