Con 341 votos a favor, 13 en contra y seis abstenciones, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó, en lo general, la reforma al sistema de pensiones y de la operación de las Afores, que propuso el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La diputada del PAN, Patricia Terrazas Baca, presidenta de la Comisión de Hacienda, explicó que se busca mejorar la calidad de vida de todos los trabajadores sujetos al régimen pensionario de Ley del Seguro Social, mediante el aumento de las pensiones, un incremento del porcentaje de trabajadores que perciban una pensión garantizada y un entorno más eficiente y competitivo en la administración del ahorro de los trabajadores.

De igual manera, agregó que se proponen diversas acciones que permitan recuperar la esencia de un sistema de pensiones consistentes en disminuir el umbral de semanas de cotización, aumentar las aportaciones para el retiro ampliar la cobertura de los beneficios y mejorarlos.

Lo primero es reducir el número de semanas de cotización que se requieren para gozar de las prestaciones de los seguros de cesantía en edad avanzada y vejez, de mil 250 a mil semanas de cotización. Esta reducción será paulatina e iniciará al entrar en vigor el presente decreto, como un requisito de 750 semanas de cotización para obtener dichos derechos.

Lo segundo es incrementar, a partir de 2023, la aportación total a la cuenta individual de los trabajadores de 6.5 por ciento más cuota social al 15 por ciento incluyendo ya la cuota.

Por úlimo, el tercer cambio fundamental tiene por objeto aumentar el monto de la pensión garantizada que se otorga a los trabajadores que cumpliendo con los requisitos para gozar de la prestación de cesantía y vejez no tienen los recursos suficientes en su cuenta individual para obtener una pensión mayor a dicho monto.