• El pleito ocurrió cuando los elementos pidieron a una familia dejar el atrio del lugar.

Debido a que la Basílica de Guadalupe cerrará sus puertas en el marco de la celebración a la virgen, muchas personas han optado por adelantar los festejos y acudir a este lugar mientras aun está abierto al público.

Así pues, este domingo se registró un pleito entre una familia de peregrinos y elementos de Protección Civil de la Alcaldía Gustavo A. Madero.

Los hechos ocurrieron cuando una familia se instaló en el atrio de la Basílica para darle de comer a una bebé. Un elemento de Protección Civil les indicó que, por protocolo, no se podían instalar ahí y tenían que circular. Los peregrinos respondieron a golpes.

“Al parecer fue un conato de bronca con algunos peregrinos que no quieren obedecer los lineamientos para la sana distancia, para el acceso a la Basílica”, infomó Antonio Rodán, Voluntario de Protección Civil Gustavo A. Madero.

Al lugar llegaron elementos de la Guardia Nacional que detuvieron al agresor, quien se había ocultado en una Zapatería.