Las buenas noticias en torno a Raúl Jiménez se siguen dando y una semana después de haber sido hospitalizado y posteriormente operado de una fractura en el cráneo, ya abandonó el hospital este domingo, por lo que se recupera en casa.

Fue el técnico de los Wolves, el portugués Nuno Espirito Santo, quien reveló previo al juego de este domingo ante el Liverpool en Anfield, que el Lobo Mexicano ya dejó el sanatorio y ahora iniciará el largo proceso de recuperación, a la espera de que pueda volver a las canchas.

“Raúl ha vuelto a casa. Estamos encantados de que lo haya hecho; está mejorando y poco a poco volviendo a la normalidad”, dijo el estratega portugués a la cadena Sky Sports.

De acuerdo a especialistas, el delantero mexicano tardará más de 3 meses en recuperarse por completo y durante ese tiempo, se verá si el golpe no dejó algunas secuelas neurológicas, que le pudieran impedir volver a su carrera como futbolista; por ahora, los informes médicos que han dado los Wolves, refieren que el goleador de la Selección Mexicana evoluciona favorablemente.