Si estás pensando en tener un conejo como mascota o ya tienes uno pero quieres saber cómo darle las mejores atenciones, aquí te presentamos los cuidados indispensables que debe tener tu compañero orejón.

Una jaula limpia
Una jaula limpia y lo más grande posible, siempre debe de contar con heno disponible ya que será el principal alimento de su dieta. En el suelo de la jaula se deben poner siempre palitos de papel ecológico. Estos se pueden comprar en Amazon o en tiendas para animales.

Agua
Es indispensable para cualquier ser vivo y obviamente los conejos no son la excepción; es importante que sepas cómo está acostumbrado a beber agua tu compañero, si de un bebedero tipo biberón o un bebedero tipo vaso ya que en caso de elegir el bebedero equivocado puede ser que no se anime o no sepa como tomar agua.

Lugar donde hacer sus “necesidades”
Se recomienda contar con una esquinera donde haga sus necesidades y cambiarlo por lo menos cada 2 días. Se pone siempre palitos de madera ecológica.

Comida
Les gusta comer de todo tipo de plantas, si los dejas libres en el jardín no dudes que se darán un festín con todas las flores que encuentren a su paso, sin embargo, lo recomendable es una dieta a base de heno (si semillas ni cereales) y hojas verdes (como lechuga) dos veces al día.

Veterinario
Es importante que sus visitas al veterinario sean con un especialista en especies exóticas y que obviamente sepa de conejos.

Vacunas
Normalmente son 2 al año, pero se recomienda consultarlo con el veterinario.

Esterilización
El cáncer es muy común entre los conejos, sobre todo el de útero en las hembras. Es por eso que se recomienda esterilizarlos para así prevenir esto.

Cepillado
Aproximadamente cada 3 meses los conejos hacen un cambio de pelo, por lo que es importante cepillarle a menudo ( por lo menos 1 vez al día) ya que los conejos, a diferencia de los gatos, no tienen la capacidad de “vomitar” el pelo que han tragado limpiándose y lamiéndose, siendo este un motivo de parada gastrointestinal grave.

Excremento
Tienen que ser redondito, pequeño y compacto. Como son muy sensibles del aparato digestivo, cualquier cambio en su tránsito intestinal deberá ser consultado con el veterinario urgentemente. Es importante que haga muchas bolitas al día. Con respecto a la orina, normalmente es amarillenta y densa.