Las autoridades de Singapur autorizaron una propuesta de la empresa Eat Just que le permitirá ofrecer carne artificial de pollo en restaurantes.

Según la empresa, de origen estadounidense, se trata de “una primicia mundial”.

Eat Just, que trabaja en proyectos de carne de laboratorio cultivada a partir de células animales, anunció que sus trozos de pollo habían sido autorizados a la venta por la agencia de seguridad alimentaria de la ciudad estado del sudeste asiático.

Esto es “un avance para la industria alimentaria mundial” considerando que muchas empresas están buscando formas de producir carne con menor impacto ambiental, destacó la empresa en un comunicado.

Eat Just ha presentado una solicitud de verificación”, confirmó la agencia de seguridad alimentaria de Singapur.

El producto “ha sido declarado apto para el consumo en las cantidades previstas y ha sido autorizado a la venta en Singapur como ingrediente de los ‘nuggets’ Eat Just”, añadió la agencia.

Eat Just asegura que, debido al aumento en la demanda de carne en el mundo y sus consecuencias en el cambio climático, la carne artificial podría ser una respuesta.

Actualmente, decenas de empresas están trabajando en proyectos de carne artificial en todo el mundo; sin embargo