La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) emitió una alerta Naranja para las fuerzas policiacas de sus 194 países, advirtiéndoles que se preparen ante redes del crimen organizado que ponen en peligro las vacunas contra COVID-19.

La Alerta Naranja de la Interpol advierte sobre potencial actividad criminal relacionada a la falsificación, robo y publicidad ilegal de las vacunas contra COVID-19 y gripe.

“La pandemia ha desencadenado un comportamiento delictivo oportunista y depredador sin precedentes”, manifiesta.

Los actos delictivos también incluyen crímenes donde individuos han publicitado, vendido y administrado vacunas falsas.

En tanto las vacunas contra COVID-19 estén cerca de ser aprobadas y distribuidas globalmente, será esencial garantizar la seguridad de la cadena de suministro e identificar sitios web que vendan productos falsos, advierte.

“La necesidad de coordinación entre las fuerzas de seguridad y los cuerpos regulatorios de salud también jugará un rol vital para garantizar la seguridad de los individuos y proteger el bienestar de las comunidades”.

Jürgen Stock, secretario general de la Interpol, manifestó que tan pronto estén listas las vacunas, el mundo enfrentará una nueva problemática de seguridad:

“Mientras los gobiernos se preparan para implementar las vacunas contra COVID-19, es esencial que la aplicación de la ley esté preparada para lo que será una avalancha de todos tipos de actividad criminal. Por eso la Interpol emitió esta advertencia global”.

Advierten que además de centrarse en las vacunas contra COVID-19, los delincuentes aprovecharán cuando las restricciones de viaje disminuyan para la producción y distribución de pruebas rápidas no autorizadas y falsificadas.