El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, anunció este miércoles que la fecha tentativa para el regreso a clases presenciales en la entidad será el 25 de enero, si las condiciones lo permiten y la Mesa de Salud lo autoriza.

 

Cabe señalar que el regreso a clases será opcional, es decir, los padres de familia podrán decidir si sus hijos asistirán o seguirán de manera virtual.

“Las clases presenciales son optativas, es decir, si un papá no se siente seguro de que su hijo regrese a clases, no está obligado a mandarlo a clases. Tendrá una alternativa de educación en casa”, dijo el gobernador.

Las condiciones de presencialidad se determinarán según la situación regional de salud, el diagnóstico y la definición sobre las condiciones para regresar serán presentados el 11 de enero.

“Queremos brincar las primeras tres semanas de enero que son las de más frío, para evitar esto como un factor de riesgo”, aseguró.

Por lo que desde el 8 de enero se evaluará a los maestros para saber quiénes estarán en condiciones de dar clases presenciales y no son vulnerables.

Alfaro indicó que el regreso a clases presenciales tiene como “La salud emocional de nuestra niñez es una prioridad para Jalisco”.

De acuerdo con el gobernador, los menores necesitan retomar el contacto para su sano desarrollo y salud mental.

“Es necesario retomar el contacto con los y las alumnas que en la modalidad a distancia no se ha podido lograr. La presencialidad no puede ser sustituida por una computadora”.

Además, indicó que pese a las condiciones de seguridad actuales en las que se encuentran los profesores, han fallecido 49 por COVID-19, en contraste con los 47 médicos que han muerto por la misma razón, quienes se encuentran en la primera línea de contagio.

“La realidad nos dice que han muerto 49 maestros y 47 médicos. Aún sin ir a clases presenciales están en un ambiente de riesgo comparado con los médicos. Si hacemos las cosas bien, aún en los lugares de mayor riesgo, podemos ir adelante”, expresó el gobernador.

Por su parte, el secretario de Salud Jalisco, Fernando Petersen, explicó que una de las medidas que se tomarán para el regreso seguro es aplicar dos mil 500 pruebas a la comunidad educativa.

Los maestros serán “población prioritaria” para recibir la vacuna del coronavirus, adelantó.

Así, los que se encuentran con “riesgo” podrán tener a 100% de su matrícula en clases, de lunes a jueves. Mientras que los que se encuentran en “riesgo alto”, solo podrán estar la mitad de los alumnos dos días a la semana.

El secretario de Educación Jalisco, Juan Carlos Flores Miramontes, detalló que al momento ya se han invertido 70 millones de pesos en insumos como gel antibacterial y jabón, entre otros. Aunque se proyecta invertir 80 más.