La Confederación Patronal Mexicana (Coparmex) calificó los dos años del gobierno de Andrés Manuel López Obrador como de regresión. La organización empresarial consideró que el sello de la administración “no ha sido la puesta en marcha de una ‘transformación social’, sino del desmantelamiento de instituciones de forma irracional”.

 

No cumplió compromisos. De acuerdo con la Coparmex, en dos años no se acabó la corrupción ni se resolvió la inseguridad, esto pese a que fueron los principales compromisos que debían cumplirse en el primer tramo del sexenio.

 

“Hemos sido testigos de un peligroso desmantelamiento institucional que ha vulnerado a los órganos autónomos; de un desmantelamiento legal de las reformas estructurales y sus impactos benéficos mediante el uso de una mayoría parlamentaria irreflexiva; de la cancelación de políticas públicas como el Seguro Popular que beneficiaban a los más vulnerables; del retorno al centralismo presupuestal y a la concentración de poder unipersonal frente a un gabinete que profesa obediencia ciega. Más que a una transformación, estamos frente a una regresión democrática”, indicó la Coparmex en un comunicado.

 

Análisis de ejes de gobierno. La organización empresarial que encabeza Gustavo de Hoyos, realizó un análisis de los 7 principales ejes estratégicos del gobierno de AMLO, donde destaca que de los 28 compromisos puntuales evaluados, solo se ha cumplido con 6 de ellos.

 

“En los rubros de mayor impacto social como es el crecimiento económico, la gestión de la pandemia y el combate a la inseguridad el saldo es negativo”, indica la Coparmex.