El Pleno del Congreso de la Ciudad de México aprobó un punto de acuerdo en el que se propone que los gobiernos de esta capital y del Estado de México se coordinen para implementar un programa opcional de traslado a los domicilios particulares de las personas enfermas de COVID-19, que hayan sido detectadas como casos positivos, en los Macroquioscos de la Secretaría de Salud.

Al presentar el punto de acuerdo, el diputado Jorge Gaviño Ambriz, del grupo parlamentario del PRD, resaltó las acciones y esfuerzo del gobierno local ante la crisis sanitaria mundial, entre las que destacó la aplicación de 10 mil pruebas diarias que se realizan para detectar casos positivos entre la población.

Precisó que los primeros días que se llevaron a cabo dichas acciones se detectaron un promedio de mil 380 casos diarios, y que el problema es que no se contempla el traslado de los casos positivos, lo que representa un riesgo de contagio para el resto de la población, ya que muchas personas deben hacerlo a través del transporte público.

Gaviño Ambriz subrayó que todo el esfuerzo de la ciudad se viene abajo cuando se presentan casos en los que personas que dan positivo al virus SARS-Cov2 y trabajan en la ciudad de México, pero viven en el Estado de México, no tienen forma de trasladarse de manera segura para no contagiar a más ciudadanos.

“Por eso, consideramos que es urgente que nuestras autoridades en coordinación con el gobierno del Estado de México implementen un programa opcional para el traslado al domicilio”, finalizó.