Usuarios de redes sociales exigieron que Pablo Matera y otros dos jugadores de Los Pumas ofreciera disculpas públicas debido a los posteos xénofobos y homofóbicos que fueron realizados en 2012, cuando Matera tenía 19 años.

Debido a las exigencias y duras críticas por parte de los internautas, el capitán Pablo Motera decidió cerrar su cuenta de Twitter. Hasta el momento ni la UAR ni el cuerpo técnico de los Pumas han dado declaraciones al respecto.

De igual manera, momentos más tarde se difundieron otros mensajes homofóbicos, esta vez por parte de Guido Petti en relación a una empleada doméstica.

Es importante destacar que los post fueron realizados cuando el ahora capitán de los Pumas jugaba en Alumni e integraba el seleccionado juvenil de rugby de la Argentina.