• Se redujo el rezago en materia de pavimentación de calles.

Mejorar la seguridad y la sostenibilidad de las ciudades implica garantizar el acceso a viviendas seguras y el mejoramiento de los asentamientos marginales, por ello durante este 2020 en Huixquilucan la obra pública no paró a pesar de la pandemia.

“Demostramos la fortaleza de las obras de nuestro gobierno con una inversión de 116 millones de pesos: avanzamos en repavimentación con concreto asfáltico, construcción de hospitales y centros para adultos mayores, rehabilitación de deportivos, sustitución de luminarias y siembra de árboles”, señaló el presidente municipal, Enrique Vargas del Villar.

Durante el año 2020, se registraron obras de alto impacto que beneficiaron a toda la población del municipio y que dieron un nuevo giro a la imagen urbana de Huixquilucan y a su movilidad.

Se redujo el rezago en materia de pavimentación con el asfalto de las calles de diferentes comunidades; así como en las vialidades primarias, secundarias y terracería que darán una mejor movilidad y conectividad al municipio.

También, se continuó con el programa de sustitución de luminarias con tecnología led que garantizan reducción de consumo energía, por ello se colocaron 4 mil 94 de estas.

Por otra parte, a pesar de la contingencia sanitaria por Covid-19, las labores de recolección de residuos sólidos urbanos no se detuvieron, ya que las más de 90 mil toneladas que se generan tuvieron una adecuada disposición final.