El Congreso local busca castigar con prisión y sanción económica la venta de alcohol a menores de edad en negocios sin licencia o cuando se les permita el acceso a establecimientos donde se comercializan bebidas embriagantes, además se quiere elevar la edad para consumir a los 21 años.

Las iniciativas de los grupos parlamentarios de Morena y PES, se presentaron por separado, y en el caso de la primera es para imponer de tres a seis años de cárcel y de 500 a dos mil días de multa a los que vendan bebidas alcohólicas sin licencia de funcionamiento, y de tres a ocho años de cárcel y 100 a 800 días de multa a los que permitan el ingreso directo o indirecto de menores a establecimientos dedicados a la venta de alcohol, pues lamentaron que en la pasada legislatura se laxaron las sanciones y solo eran administrativas.

La otra propone elevar la edad para el consumo de alcohol de los 18 años de edad a los 21 años en territorio mexiquense, para cuidar la salud y evitar enfermedades y trastornos entre los jóvenes. Ambas serán analizadas y en caso aprobadas en el pleno.