El mejor jugador de la historia del fútbol argentino, Diego Armando Maradona, falleció este miércoles al mediodía (hora local) en su casa de Nordelta, Provincia de Buenos Aires, tras sufrir un paro cardíaco.

Informó La Nación, el ‘Pelusa’, quien tenía 60 años, se descompensó y no pudo ser reanimado por los médicos, que llegaron en nueve ambulancias al lugar para asistirlo.

Por el momento, nadie de su entorno ha confirmado la noticia de manera pública.

Maradona había sido operado en su cabeza por un hematoma subdural hace algunos días, pero había sido dado de alta al recuperarse con éxito de la intervención, según comunicaron los médicos y familiares. Antes, había tenido cuadros depresivos que preocuparon a su círculo íntimo.