La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, envió al Congreso de la Ciudad de México una iniciativa en materia de igualdad de género, con la que busca ampliar a 45 los días de licencia de paternidad, tras el nacimiento o adopción del menor, que son equivalentes a los que se otorgan a las mujeres.

“Esto impulsa la igualdad de género, toda vez que permite que la figura masculina se involucre con la misma cantidad de tiempo disponibles en el periodo postnatal, así como brindar soporte a la mujer frente a la serie de contingencias que se presentan en el cuidado de un recién nacido”, explicó.

Asimismo, propone homologar el número de días previstos en la legislación laboral, para que las madres trabajadoras puedan disfrutar de seis semanas de descanso, en caso de adopción de un niño.

Esta iniciativa pretende reforma el artículo 21 fracción II inciso A numerales 1 y 2 de la ley de igualdad sustantiva entre mujeres y hombres de la Ciudad de México.

“Actualmente los hombres participan de manera más activa y corresponsable en las tareas del hogar y crianza de sus hijo e hijas. Asimismo, es más frecuente que los padres se hagan responsables del cuidado de sus hijos e hijas, con independencia de su estado civil; lo que nos ubica en un contexto de movimientos de vanguardia y reivindicación de una masculinidad más empática, tierna y menos agresiva, es decir, masculinidades alternas a la hegemónica, tradicional o machista”, indicó la mandataria.