Se acerca el fin de año y los cambios de clima no se hacen esperar. Si tienes una mascota en casa, es mejor que te prepares con las precauciones necesarias para que estos cambios de temporada no afecten a la salud de tu acompañante canino.

Aunque el invierno comienza en diciembre, las bajas temperaturas inician desde antes y los frentes fríos traen consigo riesgos para su bienestar. Puede ser que el cuerpo de tu perro necesite cuidados especiales para evitar que tenga algún resfriado, no basta con no bañarlos o dejarlos peludos para que tengan calor.

Estas son 7 señales que debes tomar en cuenta para saber si tu mascota tiene frio:

  • Temblor corporal
  • Mareos
  • Rigidez muscular
  • Pérdida de apetito
  • Somnolencia
  • Respiración y movilidad lentas
  • Falta de energía y debilidad