Primera línea – Rebrote de covid-19, nueva tragedia nacional asoma las narices

Una estrategia de salud que no ha dado resultados, pese a la defensa a ultranza que “chairos” hacen del responsable del manejo de la pandemia de covid-19, el “Zar del coronavirus”, Hugo López Gatell, somos el cuarto país con más muertos, más de 92,100 defunciones, cifra alarmante y una verdadera tragedia.

El costo altísimo de la irresponsabilidad federal.

La segunda oleada de contagios que estaría muy cerca de llegar a México con mayor intensidad, ha hecho que dos estados regresen a semáforo rojo, Chihuahua y Durango, donde sus gobernadores, Javier Corral Jurado y  José Rosas Aispuro Torres, respectivamente, decidieron tomar medidas más drásticas, sobre todo por su cercanía con los Estados Unidos donde el virus ha matado a 230 mil personas.

Ante la tragedia de salud nacional que vivimos, por supuesto que gobierno y sociedad somos responsables, las autoridades federales encabezadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador que no ha tomado en serio la pandemia, por su fallida estrategia antipandémica que nos ha llevado al colapso; la ciudadanía por no cumplir con las medidas sanitarias, ya les vale contagiarse, han desafiado completamente al virus.

México se quedó lejos, abismalmente lejísimos de países como Nueva Zelanda que hasta ahora ha registrado 25 decesos; Singapur 28 muertos y Hong Kong 105 fallecimientos, debido a su excelente manejo de la pandemia con medidas eficaces, mientras Gatell prefirió seguir ejemplos en salud de Italia, España, Francia y Alemania, donde la oleada de nuevos contagios los obliga a decretar “toque de queda”.

AMLO sigue sin reconocer la gravedad de la pandemia, no toma decisiones efectivas para imponer medidas obligatorias y constitucionales, tiene los instrumentos legales que le da su autoridad, pero no lo hace simplemente porque no quiere ver afectada su popularidad frente al pueblo “bueno y sabio”, no ahora que se asoman las elecciones intermedias de 2021.

Estamos a la deriva, vamos nuevamente en caída libre frente al virus.

Las cifras nacionales reflejan la crudeza con que nos ha atacado la covid-19.

Llevamos hasta el momento 933,155 casos confirmados del letal virus, ya casi le pegamos al millón; 349,568 sospechosos y 1,132,159 negativos, pero ni así cambian las estrategias de salud para tratar la pandemia y hemos roto la barrera de los 92,100 muertos, es implacable, pero a la gente tampoco le importa, salvo aquellos que han perdido a sus familiares y han vivido muy de cerca la enfermedad.

En cifra de muertos, México solo es superado por países como India, Brasil y Estados Unidos, seguimos en la cuarta posición, pero eso al populista de López Obrador no le importa, está más interesado en centralizar el poder  y quitarles dinero y atribuciones a los 10 gobernadores “rebeldes” que le han declarado la guerra al advertirle que podrían salirse del pacto federal, que en aplicar una estrategia eficaz en salud que ayude al pueblo mexicano.

Y aquí retomamos una frase del analista político Héctor Aguilar Camín, quien en su reciente columna señala que “la pandemia ha sido una gran prueba de la eficacia de los gobiernos. A menor gobierno frente a la pandemia, más muertos”. “El virus se ha mostrado poco poderoso en países cuyos gobiernos se pusieron en verdadero estado de alerta frente a él y actuaron en consecuencia”.

Justo lo que no ha ocurrido en México y en el vecino país de Estados Unidos, donde Donald Trump hizo el peor manejo de la pandemia, convirtió a su país en un espantoso cementerio, al igual que AMLO no promovió el uso del cubrebocas, error que estadounidenses y latinos podrían cobrarle este martes 3 de noviembre en las elecciones de ese país.

Bien haría AMLO en poner sus barbas a remojar. Y dejar de minimizar la crisis sanitaria.

EN OAXACA, LA DIPLOMACIA TAMBIÉN PEGA

Entre broma y broma, píldoras de “buen humor” suelen llamarle sus aduladores, al gobernador Alejandro Murat Hinojosa lo trajeron de bajada justo en “Día de Muertos”.

Y fue nada menos que el embajador de Estados Unidos en México, Cristopher Landau, quien visitó Oaxaca en estas fechas llenas de tradiciones y costumbres, a quien Murat Hinojosa le ofreció un recorrido por el Centro Histórico y algunos lugares emblemáticos de la bella Antequera.

El diplomático que ayudó a Oaxaca desde sus redes sociales para posicionar a la tlayuda en un concurso internacional, y ha hecho público su aprecio por tierras oaxaqueñas, en un video (@infominuto), se escucha como un ciudadano le dice a Murat: “te queremos Gobernador”, gracias, gracias, se apresura a responder sonriente el Mandatario oaxaqueño.

Pero no esperaban la respuesta de Landau: ¿cuánto te pagó por decir eso?, se sueltan las risas.

Posteriormente en una segunda píldora del “buen humor”, frente a la fotografía de Don Benito Juárez García, Murat Hinojosa le explicaba el significado del bastón de mando y la solemnidad que representa para los pueblos de Oaxaca, Landau nuevamente le responde:

¿O sea que con esto te puedo dar golpe de estado?

¡¡¡Plop!!!

Por eso decía en un principio, que la diplomacia también sabe pegar.

Y mientras Cristopher Landau disfrutaba de un delicioso paseo por la ciudad de Oaxaca de Juárez y algunos municipios, siempre con la mascarilla puesta, la gente y turistas pareciera que les hubieran dicho salgan de sus casas y abarrotaron las calles del Centro Histórico, la mayoría sin el cubrebocas, en una total irresponsabilidad, sin respetar la sana distancia se desbordaron.

Los bares y cantinas estuvieron a reventar.

Las autoridades municipales a cargo del morenista Oswaldo García Jarquín brillaron por su ausencia, no implementaron medidas de contención, fueron severamente criticados en redes sociales porque ni siquiera se tuvo vigilancia policiaca en el primer cuadro de la capital oaxaqueña, al menos para pedirle a la gente y a turistas que portaran la mascarilla.

Al rato que los hospitales estén llenos, que la gente no se queje, porque con esas actitudes jamás vamos a poder salir de la pandemia, nos enfilamos a un rebrote de covid-19 más fuerte que lo registrado en los últimos meses y la ciudadanía no acaba de entenderlo.

Por lo pronto, los Servicios de Salud de Oaxaca a cargo de Donato Casas Escamilla, dieron a conocer anoche el recuento de semanas atrasadas sobre fallecimientos, se registraron 65 muertos en la sumatoria que da un total de 1708 decesos y 21,434 infectados acumulados, que si esas cifras las hubieran dado a conocer un día antes del #DíaDeMuertos quizás se hubiera evitado que mucha gente saliera.

Ahora, que cada quien afronte las consecuencias de sus actos.

CORREO: nivoni66@gmail.com

TWITTER: @Gelosnivon

FACEBOOK: Maria Nivon Molano

FAN PAGE: Primera Línea MX

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí