La segunda infección por Covid-19 no tiene por qué ser más leve que la primera

En un estudio publicado recientemente en The Lancet advierte que la exposición previa al virus podría no garantizar la inmunidad total. 

Actualmente se desconoce el grado de inmunidad protectora conferida por la infección por el coronavirus Covid-19, por ello, la posibilidad de reinfección con SARS-CoV-2 no se comprende bien. Este es el motivo por el que investigadores de la Universidad de Nevada han estudiado dos casos de infección en el misma persona y han concluido que un individuo se puede infectar varias veces y que la segunda infección puede ser más grave que la primera. La investigación ha sido publicada en The Lancet.

La infección por SARS-CoV-2 da como resultado la generación de anticuerpos neutralizantes en los pacientes. Sin embargo, aún no se ha dilucidado el grado en el que esta respuesta inmune indica una inmunidad protectora a la infección posterior con SARS-CoV-2. En estudios de inmunidad a otros coronavirus, la pérdida de la inmunidad puede ocurrir en 1 a 3 años, relatan los investigadores que llevaron a cabo el ensayo en Nevada.

El estudio tomó como referencia a un hombre de 25 años que se presentó a las autoridades de salud en dos ocasiones con síntomas de infección viral, una vez en abril de 2020, y una segunda vez a finales de mayo-principios de junio. Se obtuvieron hisopos nasofaríngeos del paciente en cada presentación y dos veces durante el seguimiento. Además, se realizaron pruebas de amplificación de ácidos nucleicos para confirmar la infección por SARS-CoV-2.

“El paciente tuvo dos pruebas positivas para SARS-CoV-2, la primera el 18 de abril de 2020 y la segunda el 5 de junio de 2020, separadas por dos pruebas negativas realizadas durante el seguimiento en mayo de 2020”. El análisis genómico “mostró diferencias genéticamente significativas entre cada variante asociada con cada caso de infección. La segunda infección fue sintomáticamente más grave que la primera”, detallan los expertos

“La discordancia genética de las dos muestras de SARS-CoV-2 fue mayor de lo que podría explicarse por la evolución in vivo a corto plazo”, explican los investigadores, que añaden: “Estos hallazgos sugieren que el paciente fue infectado por SARS-CoV-2 en dos ocasiones distintas por un virus genéticamente distinto. Por lo tanto, la exposición previa al SARS-CoV-2 podría no garantizar la inmunidad total en todos los casos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí