La encrucijada del presidente, la gran mentira para México

La detención del ex Secretario de la Defensa Nacional representa una gran crisis para el Gobierno Mexicano, trastocó la estructura de nuestro Ejército sensiblemente dañada por una acción no clara del Gobierno Norteamericano.

Fue a través de la DEA (Drug Enforcement Administración) que es la única agencia de los E.U.A. responsable de coordinar y perseguir las investigaciones antidroga en el extranjero, quizás por eso en su afán purista de perseguir a los fuertes capos de la droga se dejan llevar por testimonios de testigos protegidos que son chantajeados por la propia agencia de lucha contra las drogas.

Cómo dato importante, la DEA dispone de 21 Divisiones de Campo y 227 Oficinas y 86 oficinas en el extranjero en 62 países. Su forma de operar es a través de la filtración de agentes dentro de los carteles de la droga, les permite arraigar relaciones con personajes operativos de las organizaciones quienes suministran información que no siempre es fidedigna, pareciera que es el caso de lo que vive un militar con más de 50 años de servicio al ejército y a la patria.

Debo destacar que Salvador Cienfuegos con cartas sobresalientes llego a la titularidad de la SEDENA y NO EXISTE FUNCIONARIO DEL GOBIERNO DE MÉXICO MÁS VALIDADO POR LOS ORGANISMOS NORTEAMERICANOS QUE EL SECRETARIO DE LA DEFENSA.

De ahí que lo que está sucediendo es totalmente irracional, mi análisis no trata de defender personas, sino dejar en claro que existen instituciones como la SEDENA que gozan de honorabilidad y respeto, este hecho ofende al pueblo mexicano al representar un golpe artero a la institución.

Solo pensar que existen mandos en activo en la SEDENA que participaron con el GENERAL SALVADOR CIENFUEGOS, es lo que nos pondría a pensar en muchas cosas, por mencionar:

•El titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, estuvo adscrito a la 4a Región militar en el sexenio pasado, además de ser Director de operaciones.

•El actual subsecretario de la institución, André Georges Foullon Van Lissum, fue el comandante de la 3a Región con Cienfuegos.

•El Oficial Mayor de la SEDENA, comandaba la 7a Zona Militar en el sexenio pasado.

•El jefe del Estado Mayor, Homero Mendoza, dirigió la Décima Zona Militar.

•El Inspector y Contralor General del Ejército y Fuerza Aérea, Gabriel García Rincón, fue el encargado de la Segunda Región Militar en la administración de Salvador Cienfuegos.

Me parece que vienen juzgando al General Cienfuegos, muy a la ligera, y dejan mal parada a la SEDENA, el hecho de que la DEA solicitó su aprensión, no implica un estado de culpabilidad, nadie sabemos exactamente los cargos que se le imputan, es muy engañoso todo lo que está pasando.

En conclusión dejo 4 puntos de reflexión:

PRIMERO: ¿Quién o quiénes se ven beneficiados con estos hechos? a unas semanas antes de que se realicen las elecciones, será que Donald Trump requería un golpe espectacular.

SEGUNDO: Entonces ¿cómo validan los organismos norteamericanos al Secretario de la Defensa? porque es una realidad son cargos que pasan por el tamiz de la Embajada de E.U.A.

¿NO PARECE INCONGRUENTE? o se seguirá sospechado sobre los nexos entre los Capos de la DROGAS con funcionarios del Gobierno Federal con aval de la CIA (Central Intelligence Agency) y de la propia DEA que históricamente existe la sospecha sobre el intercambio de armamento por droga desde Sudamérica hasta nuestro país o por la construcción de testigos protegidos para la inmunidad de determinadas organizaciones crimínales.

TERCERO: México fue exhibido internacionalmente, la detención es un duro Golpe a nuestras fuerzas armadas que merecen nuestro respeto y lealtad, es la institución de mayor confianza en el país, debemos cuidar que no se rompa eso.

CUARTO: Esperemos que se den ha conocer las circunstancias, los hechos sobre las acusaciones del General Salvador Cienfuegos, el es inocente hasta que NO se demuestre lo contrario e insisto no podemos irnos con la inercia de los golpes electorales.

El Gobierno de AMLO, se ve en medio de una encrucijada, donde pone a prueba la reciprocidad a la lealtad e institucionalidad de las fuerzas armadas a la figura presidencial, más aún cuando la actuación del Gobierno norteamericano fue encubierto, simplemente no informo absolutamente de nada cuando lo debió hacer, y ahora le exigen que de la cara y en una conferencia de prensa avale el acto de la DEA, pues al final de cuentas fue lo que hizo, enredarnos en una gran mentira.La encrucijada del presidente, la gran mentira para México

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí