México, referente en el control y erradicación de plagas, y confiable productor de alimentos de calidad

• La investigación, desarrollo de tecnologías y el extensionismo en temas sanitarios adquieren gran relevancia en el acompañamiento de los productores, en especial a los de pequeña y mediana escala que son los que aportan el 80 por ciento de los alimentos que se consumen en el país: Agricultura.
• Al inaugurar el Foro “La sanidad vegetal, seguridad alimentaria, Medio Ambiente y Comercio” y el 46 Simposio Nacional de Parasitología, el secretario Víctor Villalobos afirmó que el país se ha mantenido como ejemplo, con un territorio libre de cerca de mil plagas agrícolas existentes en el mundo.
• La sinergia que existe entre el sector productivo y su autoridad sanitaria ha permitido que durante la contingencia sanitaria por COVID-19, los alimentos lleguen a la mesa de los mexicanos, subrayó el presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Bosco de la Vega Valladolid.

El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, señaló que se vive un nuevo contexto social y económico que obliga al diseño de políticas públicas para el sector agropecuario y pesquero, enfocadas a impulsar nuevas formas de producción y garantizar el acceso a alimentos suficientes, seguros, saludables y nutritivos.

Al inaugurar el Foro virtual “La sanidad vegetal, seguridad alimentaria, Medio Ambiente y Comercio” y el 46 Simposio Nacional de Parasitología Agrícola, Víctor Villalobos afirmó que el Gobierno de México está comprometido con las acciones en sanidad, tema que posiciona al país como un importante productor y exportador de alimentos a nivel mundial.

Puntualizó que el trabajo de años entre productores, investigadores y autoridades, ha permitido al país ser un referente en el control y erradicación de plagas y enfermedades, con el mejoramiento de métodos amigables con el medio ambiente y el acompañamiento de los agricultores en la producción de alimentos sanos e inocuos.

Subrayó que es en este punto, en el que la investigación y el extensionismo adquieren gran relevancia, en su cometido de buscar nuevos métodos y poner el desarrollo tecnológico al alcance de los productores, en especial de los de pequeña y mediana escala, que son los que aportan el 80 por ciento de los alimentos que se consumen en el país.

“Las plagas puede causar grandes estragos, tanto en la agricultura, como en la economía de los productores, de los consumidores y del país en general”, subrayó el titular de Agricultura.

Apuntó que el Organismo Mundial de Comercio (OMC) se ocupa de las normas mundiales por las que se rige el intercambio comercial entre las naciones y también establece las medidas sanitarias que deben observar los países exportadores para la protección de la agricultura de las naciones importadoras, a través de las normas establecidas por instancias internacionales, como la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria.

Precisó que demostrar con base en la ciencia la condición sanitaria de los países es un requisito indispensable para el intercambio comercial de productos agroalimentarios, ámbito en el que México ha sido exitoso y ejemplar, con un territorio libre de más de mil plagas agrícolas existentes en el mundo.

De ahí, dijo, la importancia de mantener el estatus fitosanitario de país libre de las plagas más devastadoras, lo cual permite a los productores nacionales llevar a la mesa de los mexicanos alimentos sanos y exportar más productos a un mayor número de naciones.

Refirió que el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) tiene la facultad de determinar y dirigir acciones de prevención, control y erradicación, a través de actividades de vigilancia epidemiológicas, así como de establecer requisitos y disposiciones cuarentenarias para atender oportunamente los posibles brotes de plagas.

El director en jefe del Senasica, Francisco Javier Trujillo Arriaga, remarcó que nuestro país es ejemplo mundial por el manejo de las normas internacionales fitosanitarias, las que han permitido, entre otras cosas, la creación del Sistema Nacional de Vigilancia Fitosanitaria y el establecimiento de áreas libres de plagas de importancia cuarentenaria, en beneficio de los productores.

Comentó que, a nivel mundial, 40 por ciento de los cultivos se pierden anualmente como consecuencia de la presencia de plagas y enfermedades, no obstante, dijo, gracias al trabajo preventivo que llevan a cabo los especialistas mexicanos esta estadística no corresponde a nuestro país.

El director general de Sanidad Vegetal del Senasica, Francisco Ramírez y Ramírez, precisó que los técnicos de Agricultura llevan a cabo la vigilancia de 35 plagas reglamentadas y mediante el diagnóstico de más de 20 mil muestras confirman más de cuatro mil 400 incursiones de insectos de importancia cuarentenaria, lo que permite su control antes de que se establezcan en el territorio nacional.

Precisó que entre los logros en materia fitosanitaria destaca que de las 146 mil hectáreas sembradas de algodón, el ciento por ciento está libre del gusano rosado y el 85 del picudo del algodonero. Asimismo, de 238 mil hectáreas de aguacate sembradas en el país el 86 por ciento es libre de las plagas de barrenadores del hueso.

El coordinador de la Comisión Nacional para el Conocimiento y el Uso de la Biodiversidad, José Sarukhán Kermez, subrayó que la información que utilizan los técnicos del Senasica es pertinente y confiable, lo que le ha permitido proteger la producción agroalimentaria, el comercio y la salud de los consumidores.

El representante en México del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Diego Montenegro, felicitó a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y a su sector productivo y científico porque promueven mejores métodos de cultivar alimentos y son referentes internacionales en la aplicación de medidas fitosanitaria.

Indicó que el Gobierno de México, además de atender su sistema de producción agroalimentario, muestra solidaridad y generosidad al compartir sus conocimientos y técnicas científicas con los países, en el entendido de que el combate a las plagas y enfermedades es una problemática de carácter global.

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Bosco de la Vega Valladolid, subrayó que la sinergia que existe entre el sector productivo y su autoridad sanitaria ha permitido que durante la contingencia sanitaria por COVID-19, los alimentos lleguen a la mesa de los mexicanos.

Destacó que pese a la crisis económica que ha ocasionado la pandemia, el sector agropecuario registra un crecimiento de alrededor del 0.1 por ciento y se espera que el 2020 cierre con un superávit en la balanza comercial de más de 10 mil millones de dólares.

Durante la inauguración del Foro, el presidente de Ingenieros Agrónomos Parasitólogos (IAP), José Abel Toledo Martínez, entregó el Premio Nacional Anual de Parasitología Agrícola “Maestro Ignacio Hernández Olmedo” a la secretaria de Desarrollo Rural de Puebla, Ana Laura Altamirano Pérez, por su trabajo en el fortalecimiento de la fitosanidad.

En el evento también participaron la subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, Luz María de la Mora; el director general de la Asociación Nacional de Exportadores de Berries, Juan José Flores, y el presidente de la Sociedad Mexicana de Control Biológico, Refugió Lomelí, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí