Implementó IMSS estrategias de incorporación y recaudación en apoyo a la recuperación económica por COVID-19

  • Datos del Seguro Social muestran que en agosto, se dio una recuperación del empleo al generarse más de 92 mil plazas laborales.
  • Al cierre de septiembre se tiene una recaudación total de 261 mil millones de pesos.

Para paliar los efectos negativos que ha causado el COVID-19, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), aplicó diversas estrategias en apoyo a la recuperación económica del país, afirmó la maestra Norma Gabriela López Castañeda, directora de Incorporación y Recaudación.

En conferencia de prensa, que encabezó el director general del IMSS, Maestro Zoé Robledo, López Castañeda enfatizó que en el mes de agosto se observó una recuperación en el empleo, al generarse más de 92 mil puestos de trabajo asegurado en el IMSS.

“Esto lo que nos trae a colación también es que la recaudación en los números del IMSS ya también da visos de tener un mejor comportamiento. Al cierre de septiembre tenemos una recaudación total de 261 mil millones de pesos, 2.5% más que el mismo periodo de 2019”, precisó.

Agregó que durante la contingencia sanitaria por COVID-19, el IMSS articuló de manera eficiente diversas acciones con el gobierno federal, como el Apoyo Solidario a la Palabra, donde por primera vez se utilizaron los registros administrativos del Instituto para canalizar recursos públicos a ciertas actividades y patrones.

Explicó que “la primera etapa del Apoyo Solidario a la Palabra se enfocó a los patrones que fueron solidarios con sus trabajadores que, con corte al 15 de abril, mantuvieron el promedio de su plantilla laboral del primer trimestre de este año y, en ese sentido, se logró canalizar más de 191 mil apoyos a este sector”.

Detalló que este apoyo solidario permitió que se conservaran más de 700 mil empleos, es decir, el 68 por ciento de los patrones mantuvieron su plantilla e incluso el 10 por ciento la incrementaron. El 94 por ciento de esta ayuda económica se canalizó a las micro y pequeñas empresas.

La directora de Incorporación y Recaudación del Seguro Social apuntó que otro de los sectores beneficiados fueron las personas trabajadoras del hogar e independientes, donde de estos últimos prácticamente el 50 por ciento solicitaron este apoyo por 25 mil pesos a pagar en 33 mensualidades a partir del cuarto mes.

En cuanto a las trabajadoras del hogar, señaló que “este programa piloto emblema de esta administración, logró canalizar más de 4 mil créditos, sector que además de ser un grupo vulnerable, habitualmente está excluido de este tipo de beneficios”.

Norma Gabriela López Castañeda agregó que el Instituto también brindó facilidades en el pago en parcialidades, a través de un convenio simplificado con exclusión de garantía de interés fiscal, a aquellos patrones que, a pesar de haber cerrado y no tener actividades regulares, fueron solidarios con sus trabajadores y decidieron conservar su plantilla laboral.

Refirió que “se logró que más de 14 mil registros patronales pudieran tener acceso a este proceso simplificado. Esto representó un importe de mil 200 millones de pesos y se ayudó a conservar el empleo de más de un millón de trabajadores”.

Otra intervención importante fue la declaratoria de días inhábiles del 31 de marzo al 14 de junio, con lo cual se buscó disminuir los traslados y también ser solidarios con esos patrones, además de otorgar el tratamiento de incapacidad al permiso COVID. De esta manera, la operación del Seguro Social en ningún momento se vio comprometida, subrayó.

De manera paralela enfatizó que ante el reto que representa la subdeclaración y el subregistro en el IMSS se han fortalecido las acciones de inteligencia fiscal al interior del Instituto, de intercambio de información, y de colaboración con las demás dependencias y entidades, como la STPS, SAT, INFONAVIT, UIF, PFF, SFP, con quienes se han realizado operativos conjuntos e instrumentados acciones tendentes a evitar la evasión de cuotas obrero patronales y promover el cumplimiento de las obligaciones de los patrones.

Reconoció la necesidad de adecuar las modalidades de aseguramiento a las nuevas condiciones del mercado laboral, lo que permita ampliar la cobertura de seguridad social, para ellos se han diseñado tres esquemas de aseguramiento piloto: fase II del programa de personas trabajadores del hogar, personas trabajadoras independientes y régimen simplificado de trabajadores de la construcción, mismos que serán puestos en operación tan pronto se hayan efectuado las adecuaciones a los aplicativos institucionales, lo cual se prevé ocurra durante el último bimestre del año.

Por último enfatizó la necesidad de seguir reforzando la simplificación de los procesos de incorporación, fiscalización y recaudación, lo cual en gran medida se materializará a través del Buzón IMSS, herramienta que brindará transparencia y homogeneidad a los procesos y permitirá una mayor eficiencia en el uso de los recursos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí