El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) reportó esta mañana un sismo de magnitud 5.1, el cual se localizó a unos 3.2 kilómetros en la ciudad de Sparta, en Carolina del Norte. El intenso movimiento es consignado por las autoridades como el temblor más fuerte registrado en los últimos 94 años.

A través de redes sociales, los usuarios lograron captar el sismo y los efectos que desató en las calles de la ciudad. El epicentro fue en el condado de Alleghany, pudiendo percibirse también en Carolina del Sur, Virginia, Tennessee y Georgia. El último temblor registrado en ese nivel de magnitud fue en 1926.

En el siglo XX, un terremoto de magnitud 5 y más grande ocurrió a menos de 100 kilómetros de éste del 9 de agosto, uno de magnitud 5.2 en las montañas Great Smoky en 1916″.

Los grandes sismos son relativamente raros en la costa este de Estados Unidos.

Uno de magnitud 5.8 en 2011, centrado más al norte en Virginia, causó millones de dólares en daños en la región, incluyendo el Monumento a Washington y la Catedral Nacional en la capital de la nación.