Porfirio Muñoz Ledo y Lorena Villavicencio anuncian creación de un Espacio de Interlocución Democrática en el Grupo Parlamentario

A través de un comunicado, la Legisladora señaló que el propósito es el fortalecimiento interno de la libertad de expresión, el respeto a la diversidad de opiniones y lograr consensos en la actividad legislativa que respondan a los retos que enfrenta el país en estos momentos complejos.

Legisladoras y legisladores de Morena, quienes reconocen en Porfirio Muñoz Ledo y Lorena Villavicencio, voces analíticas preparan un manifiesto que recoge la preocupación en la conducción de los trabajos legislativos. A partir de un análisis profundo, consideran necesario que se revisen y reconozcan las propuestas de las voces que plantean estrategias alternativas en el Congreso de la Unión. La emergencia de nuestro tiempo hace obligado sumar y no restar.

Desde una postura crítica, quienes participan en este espacio de diálogo y consenso consideran que Morena se encuentra ante la gran oportunidad de demostrar que es una mayoría parlamentaria diferente a las anteriores que avasallaban a las minorías. El reto es desterrar cualquier intento de arraigo autoritario o concentración de poder en la toma de decisiones, lo que permitirá una construcción democrática y saludable del trabajo legislativo.

Sin ser una “corriente, un frente ni una expresión” y en total cumplimiento a la Declaración de Principios partidistas, las y los legisladores plantean la necesidad de contar con espacio de reflexión sobre iniciativas encaminadas a fortalecer los derechos de las personas y aquellas que son impulsadas por la Sociedad Civil. Debemos recordar que se encuentra pendiente armonizar la Constitución con Convenios Internacionales sobre la libertad de las mujeres para decidir sobre nuestra sexualidad reproductiva, entre otros temas relevantes.

Nuestro grupo parlamentario, debe ser capaz de proponer y promover reformas que respondan a las expectativas de la población, de quienes en 2018 nos dieron su confianza. No renunciaremos a nuestras atribuciones constitucionales. Las iniciativas del Poder Ejecutivo son importantes, pero también lo son aquellas que benefician a las personas y, en especial de las mujeres, y quienes que se encuentran en condición de vulnerabilidad estructural y cuyos derechos humanos deben ser nuestra prioridad.

El Espacio de Interlocución Democrática contribuirá con propuestas propias para enfrentar el escenario económico agravado por la emergencia sanitaria. No renunciará a la facultad fiscalizadora del destino del Presupuesto; para mejorar la rendición de cuentas y transparencia solicitará informes sobre los diversos recortes presupuestales a actividades esenciales, como los destinados a erradicar la violencia de género o a la atención a víctimas y a la niñez, entre otros.

Daremos un ejemplo de oficio político, con la reivindicación del diálogo, intercambio respetuoso de las ideas como base de la discusión y toma de decisiones parlamentarias, y sobre todo, donde la discrepancia no se descalifique en aras de fortalecer el pensamiento único.

Los adversarios de Morena no podrán increparnos con argumentos como aquellos en los que nos acusan de aplicar prácticas del pasado como es el mayoriteo y la aprobación ciega de las iniciativas. Vamos a predicar con el ejemplo: deliberación y debate fundado en argumentos, propuesta de iniciativas que nos dan identidad como movimiento libertario, igualitario, garantista, y también feminista.

En el Espacio de Interlocución Democrática no permitiremos que el silencio o la amenaza de la muerte política, inhiba al pensamiento libre y crítico tan necesario en un grupo parlamentario que surge de un proceso democrático. Tenemos posturas firmes, somos una izquierda progresista, incluyente y garantista. La crítica es necesaria para avanzar y consolidar la vida democrática.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí