El crucero ‘Diamond Princess’, después de dos semanas de cuarentena en Japón y donde se han detectado más de quinientos cuarenta casos de contagio por el nuevo coronavirus, comenzaron a abandonarla el navío este miércoles.

El número de casos reportados a bordo de este crucero se ha multiplicado desde principios de febrero. El martes había al menos quinientos cuarenta y dos, lo cual desató las críticas internacionales sobre cómo se gestionó la cuarentena.

Estados Unidos ya evacuó a trescientos el domingo en avión, junto con catorce pasajeros que dieron positivo justo antes de la salida viajaron en un “área de aislamiento especial” durante el traslado, aun así, cerca de cien estadounidenses se mantienen en el ‘Diamond Princess’, precisaron los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos.

El miércoles por la mañana, Corea del Sur fletó un avión y repatrió a seis de sus ciudadanos y a un cónyuge japonés, que deberán pasar dos semanas de cuarentena, informó la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Los otros pasajeros que desembarcaron son ocho surcoreanos. Canadá, Reino Unido, China y Australia, siguen en proceso para repatriar a sus ciudadanos, algunos de ellos confirmados como positivos de coronavirus.

La tripulación, por su parte, se someterá a una cuarentena una vez que el último pasajero se haya ido. Unos 500 pasajeros sin síntomas que dieron negativo y que no tuvieron contacto con personas portadoras del virus desembarcarán durante el día, informó el Ministerio de Salud japonés