La caravana por la paz en su jornada de Morelos a palacio nacional en la CDMX en decoro a la familia LeBarón y McKenzie Langford (infante de 8 años, quien sobrevivió al atentado)  se  han quitado un zapato y así continuarán la marcha hasta llegar a Palacio Nacional pues la infante de 8 años caminó por más de 15 kilómetros en búsqueda de ayuda médica o policial con tan solo un zapato.

Adrián LeBarón realizo un llamado por organizar caminatas como estas en sus comunidades, además de pedir a los mexicanos quitarse el miedo que ha ocasionado la violencia que se viene arrastrando desde sexenios pasados.

Esta caminata exige mejores condiciones de seguridad, justicia, verdad y transparencia, pues partir del asesinato de miembros de la familia Lebarón por parte del crimen organizado no se han esclarecido en su totalidad los hechos.

Sin embargo el presidente López Obrador conserva su postura de no recibirlos para no comprometer la imagen presidencial.

La invitación por esta caminata fue propuesta por el poeta Javier Sicilia, activista líder del Movimiento por La Paz con Justicia y Dignidad, cabe mencionar que Sicilia en el pasado unió fuerzas con el ahora presidente Obrador el cual ahora hace oídos sordos.

Además el poeta sumó a los hermanos Julián y Alex LeBarón, miembros de la familia Langford que en noviembre sufrió la pérdida de nueve de sus integrantes, tres mujeres y seis niños, a manos del crimen organizado.