Un incendio en el 2015 desbasto más de 40000 hectáreas de las montañas chubutenses de Cholila. Cipreses de la cordillera y coihues, este incendio forestal duro dos meses, hasta el momento ha sido el peor que se ha registrado en Argentina.

Cuatro años más tarde un grupo de 85 jóvenes atravesaron el lado dañado de estas montañas ubicadas en la Patagonia para darle vida nuevamente a lo que en un momento era un paisaje hermoso.

Cuatro años más tarde, 85 jóvenes atravesaron ese desolador campo gris cargando enormes mochilas llenas de árboles en sus espaldas para trabajar con palas durante largas jornadas, donde la temperatura variaba entre los 14° y los -4°, con el objetivo de devolverle a Chubut ese paraíso.

Voluntarios de diferentes ciudades del país y del mundo se instalaron los 4 días del último fin de semana largo de abril en el bosque de Cholila con el objetivo de plantar 11.500 árboles, equivalente  a  20 hectáreas, de unos 40 centímetros de alto.