Miles de animales mueren atropellados cada año, intentando cruzar las autopistas. Incluso también los mismos humanos corren riesgos, ya que pueden perder el control del vehículo intentando esquivarlos y sufren heridas graves, y hasta a veces, la muerte.

Por suerte, algunos países se han dado cuenta de esto, por lo que han creado ingeniosas soluciones para que los animales puedan cruzar carreteras tranquilamente.

En Holanda, ya están comenzando a diseñar puentes verdes que permiten el paso de animales sobre autopistas o grandes líneas férreas.

Este país cuenta con más de 600 túneles para el paso seguro de los animales. Además, estos puentes verdes están llenos de vegetación y eso permite que el hábitat cercano a la vía no se vea interrumpido.

Al ser puentes verdes, los animales siguen la vegetación como guía, lo que impide que crucen por las carreteras y se expongan a ser atropellados o provocar un accidente.