Un día como hoy pero de 1957 se produjo el accidente que le quitaría la vida al cantante y actor mexicano Pedro Infante Cruz.

Año tras año cientos de seguidores visitan el Panteón Jardín, Ciudad de México, con el fin de rendirle tributo a una de las máximas personalidades que ha visto México.

Frente a su tumba se cantan canciones que marcaron a toda una generación, desde “Amorcito Corazón” hasta “El mil amores”, Pedro Infante grabo más de 300 canciones y participo en más de 60 películas.

En medio de una festividad musical que se llevó a cabo en las inmediaciones del panteón y que tuvo la participación de varios exponentes de la música vernácula, Lupita Infante Torrentera  dijo que su padre continúa siendo tan exitoso que sus discos se venden “como pan caliente”.

“Cada año están aquí todos sus seguidores y los que se van agregando que cada vez son más. No tengo cómo agradecerles tanto cariño y amor hacia mi padre. Él sigue vivo gracias a ustedes y estoy segura que mientras existan, nunca morirá”, expresó Lupita Infante.