Los habitantes de San Diego, estado de Carabobo, Venezuela se han despertado con la lamentable noticia que el agua ha sido contaminada con petróleo.

La ciudad ha sufrido con un suministro de agua intermitente durante meses, agravada por un apagón eléctrico de una semana que lo ha cortado completamente en algunas áreas.

Venezuela tiene las reservas de petróleo crudo más grandes del mundo, el presidente Maduro ha sido acusado de administrar mal el suministro, dejando al país en quiebra.

Los informes sobre aguas negras comenzaron a circular un día después de que el fiscal principal de Venezuela inició una investigación sobre el líder de la oposición, Juan Guaido, por el apagón. La red eléctrica de Venezuela falló la noche del jueves dejando mayor parte del país en oscuridad y con un servicio pobre y limitado en teléfono e internet.

En redes sociales se han reportado casos de que personas se han visto obligadas a buscar agua en alcantarilla, drenajes y ríos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí