El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en conjunto con National Geographic (NatGeo) anunciará  los resultados de la  colaboración que tuvo el objetivo de explorar e investigar el “santuario subterráneo en la zona arqueológica Chichén Itzá”.

El arqueólogo Guillermo de Anda fue quien reveló el descubrimiento de un universo acuífero sagrado sobre el que descansa la edificación principal de Chichén Itzá, la ciudad construida “a la orilla del pozo de los itzaes”.

Los resultados se dan luego de que el INAH suscribió un convenio hace meses con la organización Virtual Wonders que lidera el explorador de NatGeo, Corey Jaskolski. Los trabajos que ha venido desarrollando el GAM desde el 2017 tienen también el propósito de verificar la existencia de un cenote bajo la pirámide de Kukulkán.

“La verificación de la existencia de un cenote debajo del Castillo, en el axis mundi del sitio, es de alta prioridad”, aseguran los especialistas.

De darse la confirmación de la hipótesis, se podrían proveer fechas más tempranas en la cronología de Chichén Itzá y arrojar luz sobre los periodos de ocupación de la ciudad maya.