Con el fin de brindar apoyo a la oficina de Aduanas y protección fronteriza, 3.750 soldados serán enviados a la frontera con México.

Ese apoyo incluye una capacidad de vigilancia móvil hasta finales de septiembre de 2019, así como la colocación de 240 kilómetros de alambre de púas entre puertos de entrada. El Departamento de Defensa dijo que el total de las fuerzas en servicio activo que apoyan al CBP en la frontera será de aproximadamente 4.350. Estas unidades adicionales se desplegarán durante 90 días.

Donald Trump, confirmó que se enviarían soldados adicionales a través de su cuenta de twitter.

“Se enviaron más tropas a la frontera sur para detener el intento de invasión de ilegales, a través de grandes caravanas, a nuestro país. Hemos detenido a las caravanas anteriores y también detendremos estas”, señaló Trump.

Oficiales de defensa mencionaron previamente que la nueva vigilancia móvil incluiría soldados que manejan puestos de observación móvil y vehículos que involucrarían a soldados que se comunicarían con personal de CBP para interceptar cualquier actividad ilegal detectada.

El subsecretario de Defensa para Políticas, John Rood, dijo a la Comisión de Servicios Armados de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que CBP había solicitado la colocación de alambre adicional “a más tardar el 31 de marzo”.

El esfuerzo anunciado es independiente del potencial esfuerzo de la Casa Blanca de utilizar fondos o personal del Pentágono para ayudar a construir nuevas secciones de un muro fronterizo con México.