Mientras Juan se disponía a esperar en la fila del banco para poder pagar la anualidad de su tarjeta de crédito,  se preguntó de dónde y para qué servía este tipo de pagos, que prácticamente hace uno distinto pero cada mes y que van dirigidos a diferentes rubros que aparecen en su estado de cuenta.

Todos nos hemos preguntado ¿qué son las comisiones?, y lo más importante ¿por qué las cobran? Sin embargo no siempre llegamos a una respuesta. Las comisiones son cobros que efectúan las instituciones financieras con la finalidad de cubrir los costos directos y los gastos administrativos relacionados con los mismos.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) dio a conocer que México es el tercer país de América Latina en el que los bancos cobran más comisiones a sus clientes, solo por debajo de Paraguay y Argentina. El pago de comisiones por parte de usuarios representa el 30 por ciento de los ingresos de estas.

Estos cargos generalmente se originan por la contratación y la operación del producto financiero, es decir por la función que este tenga. Dígase tarjetas de crédito, hipoteca, uso de cheques o crédito nómina,  de acuerdo con las instituciones financieras, estos son los más comunes.

Las tarjetas de crédito sirven como medio de disposición de una línea de crédito revolvente, otorgada por un banco para la adquisición de bienes o servicios. Teniendo bien claro este curioso concepto se puede entender que los gastos básicos que genera van directamente dirigidos a las disposiciones que se hagan de este.

De acuerdo con el Catálogo Nacional de Productos Financieros, las anualidades son el cobro más común  que debe cubrir el usuario al año por concepto de la línea de crédito, esta va de los 200 a los 15 mil pesos anuales; por su parte, las disposiciones en efectivo generan un porcentaje que se cobra respecto a la cantidad del crédito dispuesto al usuario. La disposición en efectivo genera una comisión de entre el 1.5 y el 10 por ciento.

Los gastos de cobranza se refieren al cargo efectuado por el incumplimiento de pago que se encuentra obligado a pagar el usuario. Por este incumplimiento se puede estar pagando de los 100 a los mil pesos,

En el caso de los cheques la historia es similar, no mantener el saldo promedio mínimo mensual requerido, administración o manejo de cuenta, cheque librado, emisión de orden de pago (Spei) por banca por Internet y la emisión de orden de pago (Cecoban), te generarían algún tipo de comisión.

Los créditos hipotecarios son prestamos de dinero otorgados para la adquisición de bienes inmuebles, dígase terrenos, casas o departamentos; los cuales se dejan en garantía a favor de la institución que los otorga.

En este tipo de créditos las comisiones más comunes se encuentran el de apertura, que es el cobro relacionado al otorgamiento del crédito, comisión de avaluó, este deriva de la estimación del valor comercial de un bien mueble o inmueble; por último la comisión por gastos de investigación, cargo que realiza la institución por la búsqueda de antecedentes crediticios del usuario que lo solicita, nivel socioeconómico, entre otros necesarios para poder otorgar el crédito.

Seguramente las comisiones generadas para el crédito nómina son las más conocidas, pues estos son créditos que las Instituciones Financieras otorgan a los trabajadores, cuyo salario es abonado por su empleador en una cuenta de nómina del mismo banco. Similares a las del crédito. La comisión por apertura que es el cobro relacionado con el otorgamiento del crédito por parte de una institución financiera.

La comisión por emisión y/o solicitud del estado de cuenta adicional es el cobro efectuado por la impresión de un nuevo estado de cuenta adicional o histórica. Los gastos de cobranza, se refiere al cargo efectuado como consecuencia del incumplimiento de pago, al que se encuentra obligado el usuario.
Los costos generalmente van en función de las características propias del solicitado. Puedes conocer quién te proporcione el costo más bajo o el producto que se adecue a tus necesidades revisando el Catálogo Nacional de Productos y Servicios Financieros http://www.buro.gob.mx/ donde puedes conocer y comparar las comisiones, tasas de interés y las características de los servicios financieros.

Por último es recomendable que pienses a futuro, siempre es importante que conozcas cuánto dinero destinarás al pago de las comisiones generadas por el servicio que contratas, con esto sabes si puedes o no cubrir el gasto a futuro y evitar que la deuda crezca. Por otro lado si no estás de acuerdo con la comisión generada, puedes acudir a tu institución financiera para una aclaración.

Silvia fernandez

Contacto en redes.

Twitter: @silviafdzm

Facebook: Silvia Fernández Martínez