A México le urge una nueva reforma fiscal integral, por lo cual la siguiente administración federal debe impulsar estos cambios desde el primer año de gobierno, así como enfocarse en el combate a la informalidad y la simplificación fiscal, opinó el presidente de GINgroup, Raúl Beyruti Sánchez.

En entrevista durante el Foro IDC 2018 “Rumbo al nuevo sexenio”, dijo que, si bien son positivas las expectativas del próximo gobierno, es necesaria una reforma fiscal la cual “hay que hacerla ya, hay que llevarla a cabo para el próximo sexenio, no podemos esperar más”.

En su opinión, dicha reforma debe enfocarse en combatir la economía informal, que representa 55 por ciento de la población ocupada, pues cobrar impuestos a este sector le permitiría al próximo gobierno contar con una cantidad importante de recursos para cumplir los programas sociales que se ha propuesto.

Además de una simplificación fiscal para que los pequeños emprendedores puedan arrancar empresas y facilitar el cumplimiento del resto de contribuyentes, sin lo cual será difícil aumentar la recaudación tributaria y lograr un mayor crecimiento económico.

El presidente de la firma en gestión de capital humano destacó las virtudes y aspectos positivos que ha generado México durante muchos años que lo colocan en el sexto lugar en recepción de turistas, el cuarto productor de autos y el sexto en exportaciones.

Esto le ha permitido mantener un crecimiento de 2.0 o 3.0 por ciento respectivamente, que, si bien es significativo, tiene que crecer más, para lo cual la siguiente administración debe llevar a cabo una nueva reforma fiscal integral desde su primer año de gestión, insistió.

Opinó que las leyes fiscales vigentes en México son muy complejas, por lo cual debe haber un cambio estructural importante en la materia y que éstas sean estrictas para quienes incumplen, pero también fáciles, accesibles y amigables para cumplir con ellas, lo que hará al país más atractivo para vivir y trabajar.

Esta reforma, argumentó, también debe ser equitativa, pues la economía informal es “impresionante”, pues 55 por ciento de la población ocupada trabaja en actividades en las que no paga impuestos, lo que es injusto para el resto de mexicanos que cumple sus obligaciones fiscales.

Asimismo, calificó como positiva la propuesta del presidente electo para crear una zona franca en la frontera norte mediante la reducción de la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en 8.0 por ciento y la del Impuesto Sobre la Renta (ISR) en 20 por ciento, pues fomentará el comercio y el crecimiento económico, pero hay que regular bien este proceso.

Beyruti Sánchez apuntó que también hay que impulsar una reforma laboral más integral y aumentar el salario mínimo, ya que es de los más bajos de América Latina, pero no es conveniente duplicar el minisalario, pues se generará inflación, sino llevar a cabo un alza gradual.

Con base en las propuestas hechas hasta ahora por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, y de quienes integrarán su gobierno, consideró que las expectativas para el país son buenas, “tenemos todo para ser un país exitoso, nada más hay que tener los elementos para que esto se logre y en conjunto lo tenemos que hacer” afirmó.