A tan sólo tres meses de asumir su cargo y en medio de una grave crisis económica, Luis Caputo, el presidente del Banco Central de Argentina, hizo pública su renuncia.

En un comunicado, el banco central señaló que “esta renuncia se debe a motivos personales, con la convicción de que el nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional reestablecerá la confianza acerca de la situación fiscal, financiera, monetaria y cambiaria”.

“Caputo le ha expresado al presidente Macri todo su agradecimiento por la confianza depositada en él para ocupar diferentes cargos desde el comienzo de su gobierno; primero como Secretario de Finanzas, luego como ministro de Finanzas y como presidente del Banco Central”, agrega el texto.

La renuncia ahondó el clima de incertidumbre que ha llevado al dólar estadounidense a una apreciación de 100 por ciento en comparación con el peso argentino, y a la inflación a niveles de 45 por ciento.

Los rumores de renuncia de Caputo se intensificaron debido a la mala relación que sostenía con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, a quien no acompañó hace un par de semanas cuando una comitiva argentina viajó a Washington, Estados Unidos, en un intento por conseguir un crédito especial de 50 mil millones de dólares del Fondo Monetario Internacional, aprobado hace unos días.