Tuve la oportunidad en los años 2012 y 2013 de ser asesor de la Comisión de Hacienda, que era presidida por el Dip. José Isabel Trejo Reyes y trabajar directamente con el Dip. José Manzur Quiroga quien fue integrante y Presidió la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, donde un equipo muy profesional  encabezado por Raúl González Abarca, se organiza la elaboración del Presupuesto, es decir el Gasto Público Federal a ejercer en el país para los tres ámbitos de gobierno, federal, estatal y municipal, por ello sé lo laborioso y complicado que resulta que el dinero alcance para todo y para todos, donde somos más  127 millones de habitantes.

El primer ejercicio del presupuesto para el 2019, que tendrá que ser presentado a más tardar a mediados de diciembre del presente año ante la Cámara de Diputados, ha dicho el futuro Subsecretario de Egresos de la SHCP Gerardo Esquivel, será de 5 billones (cinco millones de millones) 677 mil millones de pesos, números redondos, es decir un 7% más que en el 2018. Sin embargo la proyección del Gasto Público depende de los ingresos que se logren a nivel federal, por distintos conceptos como lo son los impuestos, hoy con un padrón de contribuyentes entre personas físicas y morales de 68.4 millones que representa más del 13% del PIB, entre otras aportaciones, como es el petróleo, contratación de deuda, cambio monetario, bonos, etc. Esto por lo que hace a nivel federal, para así asignar Participaciones y Aportaciones federales a las 32 entidades y los más de 2,450 municipios en el país.

Es decir ahí se pretende transferir para el 2019 en participaciones federales 892 mil 800 millones de pesos y 127 mil millones de pesos a los ramos autónomos, lo que inicialmente puede sonar atractivo para los Estados del país, pero es importante resaltar que ni los Municipios, ni los gobierno locales le quieren entrar al cobro de impuestos, ya que según un estudio revelado solo cobran 7 de cada 23 contribuciones que pueden generar ingresos a sus arcas y en el otro lado está la deuda con instituciones financieras que siguen contratando, comprometiendo la viabilidad financiera futura. Según datos del INEGI Quintana Roo y Nuevo León son las entidades que solicitaron mayores créditos el años pasado, el primero 42.9% y el segundo 29%.

Adicionalmente a esto, hay que decir que el margen de maniobra para hacer resignaciones presupuestales, según los expertos en el rubro, es aproximadamente del 11%, ya que más del 70% es inamovible porque es el gasto corriente, como pago de nómina, mantenimientos, deuda etc., y el resto puede en un mediano plazo ser reajustado, por ello la preocupación del Presidente electo Andrés Manuel López Obrador en el sentido que va a cumplir lo prometido en campaña, pero no se podrán adicionar nuevas peticiones, lo cual me parece sensato y sobre todo responsable para la finanzas públicas.

Correo: columnaloblancoylonegro@hotmail.com

Twitter: @EduardoBlanco71