El crecimiento poblacional de aproximadamente 80 millones de personas, el aumento de la longevidad, fenómenos naturales como temperaturas extremas y sequías, así como conflictos políticos en el mundo, están comprometiendo el abastecimiento de productos alimenticios.

La farmacéutica alemana Bayer anunció durante el foro anual The Future of Farming 2018 que, gracias a la adquisición del gigante agroquímico Monsanto, se busca solucionar esta problemática y ofrecer a los agricultores nuevas herramientas para garantizar el éxito de una cosecha.

El jefe global de Investigación y Desarrollo de Monsanto, Bob Reiter, mencionó en su ponencia que el motivo de la adquisición fue bajo el lema de que las nuevas ciencias deben ser utilizadas en beneficio de la alimentación, como lo es la biotecnología molecular, la cual representa el futuro en la agricultura.

Y es que con la fusión, la división de Crop Science de Bayer, enfocada en el desarrollo de semillas, y la división de Monsanto, The Climate Corporation, plataforma de datos sobre clima, suelos y consumo, ofrecerán a los agricultores la posibilidad de crear una cosecha a la medida, en la cual se puede facilitar el trabajo, optimizar recursos en riego y procesos de protección de cultivo.

En su oportunidad, el presidente de la división de Bayer Crop Science, Liam Condon, detalló que el objetivo del nuevo gigante es precisamente acercar la innovación a las necesidades de los agricultores de manera accesible, y capacitarlos en el uso de la transformación digital.