La bomba de la semana:

Warner Bros, o Henry Cavill o los dos o todos, (en verdad fue confuso) anunciaron la salida de Cavill  del universo cinematográfico de DC cómics.

Es decir cuelga la capa, deja el rol de Superman que ostento por 5 años.

Todo apunta a los desesperados (Y desatinados) esfuerzos de DC por agitar, renovar, recrear, o ya ni sabemos, el Universo de los superhéroes más icónicos de los comics en cine dados los casi nulos resultados que han tenido, sobre todo si comparamos con los esfuerzos de Marvel-Disney que tienen de momento el sartén por el mango.

Otro factor que influyó fue una diferencia que tuvieron el actor y Warner sobre un cameo que esperaban Cavill realizara en la cinta de Shazam próxima a salir.

A raíz de este suceso se han disparado toda una serie de rumores. Ante la declaración de que tomará algunos años continuar la historia del hombre de acero, y el éxito de Wonder Woman algunas líneas apuntan a que la atención podría centrarse en Super chica y la ola femenina de heroínas en estos tiempos de equidad e inclusión, desde luego a raíz de que su único acierto indiscutible por ahora ha sido la cinta de La mujer maravilla.

Y hablando de inclusión otro rumor apunta a la posible elección de Michael B. Jordan para tener un Superman Afroamericano. Como el de tierra 2, 11 o 23 (Recordar que en DC comics existe un multiverso, varias dimensiones en las cuales hay distintas versiones de los personajes).

¿Pero bueno retomamos, cual es la raíz del problema?

Creemos que el problema se puede dividir en tres:

  • Personajes: Los superhéroes de DC como mencionamos son demasiado icónicos, son vaya la representación de un icono, cada uno es una representación de algo en su máxima expresión y no hay medias tintas, tenemos al hombre más poderoso (Superman), a la mujer más poderosa (Wonder Woman) al mejor detective del mundo (Batman), al portador del arma más poderosa de todas (Linterna verde) al hombre más veloz (Flash) y una larga lista de etceteras.

Esta “Muchosidad” ha demostrado ser problemática a la hora de hacer personajes de carne y hueso que estén a la altura de ese estándar planteado en el papel. Y ese ha sido un punto que ha facilitado mucho las cosas para Marvel, porque los personajes de Marvel son más “humanos” muchos de ellos no sólo el hombre araña, podrían ser literal tus vecinos, gente ordinaria con problemas normales, adquiriendo o naciendo con poderes extraordinarios y tratando de lidiar con acciones extraordinarias y sus problemas ordinarios. ¿Saben que personaje de Marvel no es así? Thor y por eso no estaba funcionando, al grado de haber cambiado completamente la dirección del personaje para Thor Ragnarok, la tercera cinta del personaje logro mucho más que las dos anteriores, al generar empatía, no son sólo los chistes, es bajarlo del pedestal en el que pretendían mantenerlo.

  • Planeación: Acá no hay punto de discusión. Ironman 1 salió en el 2008 Avengers infinity War este año, llegar a este gran “Climax” fue un trabajo de más de diez años. En Warner DC dijeron: Nos merecemos un pedazo del pastel y lo vamos a tomar porque tenemos a “los mejores personajes” (Ver punto anterior) pero como ya se vio no fue tan sencillo decirlo como hacerlo porque la raíz del problema con este punto se resume en prisas. Cuando las cosas no salieron como esperaban se fueron con todo sacando Justice League, y aunque acá hasta eso nos gusto los problemas son evidentes, uno de los más graves fue dañar a los personajes (De nuevo punto anterior) A Batman lo volvieron un patiño que justifica su estancia en la liga por su dinero, con Superman el problema fue más complejo: A los super fans no les gustó el Superman de “Man of steel” (a nosotros sí y mucho) un poco más complejo oscuro e introspectivo, y la solución fue darles al superman cliché de los cómics previos a la renovación que hicieron en los 80’s luminoso, sonriente e inspirador, el problema que olvidaron es que ese Superman cliché sólo le gusta a sus fans, el resto del mundo suele rechazarlo o incluso detestarlo. Falta de planeación y decisiones tomadas con prisas.

 

  • Directivos y Fans: Sí, así por igual, y lo vamos a explicar de nuevo haciendo analogía con Marvel-Disney.

Disney estaba consciente de lo que estaba comprando, no obstante en el momento al menos no era su prioridad, a consecuencia de ello lo que hicieron fue crear un buen equipo y después lo dejaron trabajar de la mano de Marvel, nadie se volvió loco si Ironman 2 fue amada y odiada a la vez, ni porque las primeras de Thor o Capitán América no hayan sido ultra blockbusters, simplemente vieron que su inversión retornaba con ganancias y listo. Con los héroes principales se corrieron pocos riesgos salvo por Thor y eso fue reciente (Ya se dijo) pero dejaron al equipo experimentar con héroes menos populares o conocidos, y darle rienda suelta a sus ideas creativas.

En un dos por tres Guardianes de la Galaxia, Dr. Strange, Ant-Man y Pantera Negra fueron aclamadas por la crítica, bien recibidas en taquilla y éxitos indiscutibles.

Mientras tanto ¿En Warner DC que hicieron? Pusieron de punta de flecha a un director con el que “nada podía salir mal” Zack Znyder, que traía a sus espaldas los éxitos de Watchmen y 300. Znyder realiza Man of Steel, aún con la mano del gran Cristopher Nolan como productor, la película fue exitosa pero no estuvo exenta de controversias muchas de las cuales ya mencionamos arriba. No obstante le mereció a Znyder el lugar de coordinar todo el esfuerzo de DC en cine. Si bien esa labor evidentemente estaba un poco por encima de su experiencia y capacidades, el problema principal comienza a consecuencia de ello, cuando productores directivos, asesores y una larga lista de personas empieza a meter mano en su trabajo, en Batman Vs Superman vemos varias manos y una falta absoluta de control creativo cosa que siguió ocurriendo hasta que por problemas personales Znyder abandona y ha seguido ocurriendo hasta ahora. Todos quieren opinar, meter mano, “aportar” “Rescatar el barco”, pero nadie ha tenido mano firme, empezando por Znyder, es por eso que el problema llega por igual de los fans, a cada opinión opuesta de los fans, decisión movida o cambiada, Batman vs superman es un intento de darle gusto a todos, directivos y fans, que le dio gusto a casi nadie. Cuando la cosa se salía de control la respuesta fue: “Con todo, saquemos a toda la liga” los resultados ya se vieron y ya los platicamos, como todos los medios. Los fans han llegado a ser casi nocivos para el desarrollo de este universo cinematográfico, pero no sólo es consecuencia de sus duras críticas en redes sociales sino a consecuencia de una falta de seguridad en lo que se esta haciendo por parte de los directivos.

Es así que llegamos a este día en el que bien pudiera ser el mejor Superman deja la capa, y no parece estar sufriendo mucho pues hasta bromea en su Instagram:

View this post on Instagram

Today was exciting #Superman

A post shared by Henry Cavill (@henrycavill) on

La necesidad de tomar decisiones drásticas y acciones inmediatas era evidente pero Warner DC comienza por el final, quitándose la posibilidad de retomar el rumbo pronto. Por alguna razón ir quitando a actores en algunos casos con demasiada rapidez, les parece más prioritario que cambiar la forma en la que están trabajando y con cambiar su forma de pensar. La avalancha de catástrofes va a durar así mucho más de lo esperado.

Bonus:

Mientras el Universo cinematográfico de DCseguía cayendo a pedazos Apple nos mostró iPhone Xs y Xs Max básicamente un iPhoneX con esteroides y ridículamente caro, pero que como siempre afianza a la compañía en su posición de gama elite para gusto de sus seguidores.

Si quieres saber más checa la nota completa en Cadena política desde luego:

https://13.56.13.24/2018/09/12/nuevos-iphone-xs-y-xs-max-de-apple/