Los alimentos ultra procesados, que constituyen casi la mitad de la dieta de muchas personas, aumenta significativamente el riesgo de cáncer, advirtieron expertos de la Universidad de la Sorbona de París que realizaron un nuevo estudio.

Los investigadores creen que esto se debe a que los alimentos procesados, que contienen muchos aditivos químicos, son más ricos en grasas, sal y azúcar, y al mismo tiempo aportan menos vitaminas y fibra. Estos alimentos incluyen la carne envasada, los productos azucarados, las bebidas gaseosas, los cereales del desayuno, la bollería y las patatas fritas.

Los investigadores dijeron que el suyo es el primer estudio en resaltar un vínculo entre los alimentos ultra procesados y un mayor riesgo general de padecer cáncer. Un total de 105.000 adultos participaron en la investigación. Las personas que consumen más productos ultra procesados mostraron un 23 por ciento más de probabilidades de desarrollar cáncer de cualquier tipo en los próximos cinco años frente a aquellas cuya dieta contenía pocos alimentos de este tipo.