Científicos de Brasil, Argentina y Ecuador ha descubierto tres nuevas especies de serpientes en el archipiélago de Galápagos, gracias a un estudio que comenzó hace una década en las islas donde el científico británico Charles Darwin desarrolló su teoría sobre la evolución y selección natural de las especies.

Se trata de las especies Pseudalsophis thomasi y darwini, que no llegan a 25 centímetros de largo, y de la Pseudalsophis hephestus, de hasta 50 centímetros, explicó Mario Yánez, investigador del Instituto Nacional de Biodiversidad, que participó en el estudio.

Los ejemplares descubiertos de las tres nuevas especies son de un color marrón que les permite camuflarse en las rocas o la vegetación seca del archipiélago, donde hay dos linajes de serpientes: las grandes que alcanzan hasta 55 centímetros de largo y las pequeñas, que no llegan a los 25.