Albahaca

Esta planta medicinal colabora en la prevención de la flatulencia, la falta de apetito, los cortes y las heridas en la piel. Para comerla debes recoger las hojas más jóvenes según las necesites. Úsala en salsas y como condimento para ensaladas.

Diente de león

El diente de león es una gran fuente de proteínas, calcio, hierro y vitaminas A y C. Además, es excelente para la digestión y muy útil para la buena salud del hígado. Las hojas tiernas se consumen en ensalada, las flores se utilizan para hacer vino y con las raíces se puede condimentar sopas y caldos.

Trébol rojo

Esta hierba medicinal se utiliza como tratamiento para la tos, la bronquitis, los desequilibrios hormonales, la ansiedad y los espasmos. Se comen las hojas en ensalada y las flores se utilizan para condimentar sopas y guisos.

Tomillo

 

Es ideal para saborizar y perfumar diferentes platos compuestos por carne e inclusive algunas salsas. Contiene un principio activo denominado timol, que actúa como un potente antiséptico y es muy bueno contra la indigestión y los gases.

 

Verdolaga

Las hojas de verdolaga contienen grandes cantidades de ácidos grasos Omega 3, además de vitaminas A, B, C y E, calcio, magnesio y proteínas. Úsalas en ensalada o agrégalas a tus guisos y sopas.