La edición 2018 de la Unboxing Toy Convention, celebrada en el World Treade Center de la Ciudad de México, una de las más esperadas del mundo friki donde Pixel Dan, considerado el pionero en YouTube sobre coleccionismo de juguetes, reveló los detalles de su pasión que lo ha llevado a obtener más de 100 mil seguidores en la famosa plataforma, aquí su historia.

Las generaciones han cambiado, así como los juguetes que llenan nuestras vidas de niños, pero esto no ha sido un impedimento para que aquellas figuras de acción regresen a nuestra vida de adultos, o como Pixel Dan compartió en la Unboxing Toy Convention, nos llegue la nostalgia para convertirnos en coleccionistas.

Coleccionismo = nostalgia

Para el también reseñista de juguetes, un coleccionista se basa principalmente en la nostalgia “a veces es algo que viene desde la niñez, pueden ser juguetes que recordabas, con los que jugabas de películas que veías, los superhéroes que admirabas, es como esa chispa o alegría que tenías cuando eras niño, cuando tenías un juguete o algo te gustaba”.

Gustos similares, opiniones diferentes

Pero el ser coleccionista de juguetes no significa que todos pensarán de la misma manera, es decir, habrá momentos en que las opiniones sean diferentes y provoquen una enseñanza mayor.

“Se trata también de opiniones diferentes, por ejemplo alguien puede ver un juguete y comentar lo que le parece de este, entonces podemos encontrar a otra persona que piense otra cosa o que encuentra otros detalles, o que en su país ese mismo juguete tiene otras cosas porque también las empresas sacan diferentes versiones por entidades, entonces también a todo eso es a lo que nos ayuda YouTube, a tener acceso a un mundo de diferentes opiniones”.

Los 90’s, el momento clave del coleccionismo

Para Pixel Dan la época que marcó la era del coleccionismo fueron los años 90’s, pues en ese entonces los juguetes eran más originales, en la actualidad es muy complicado encontrar algo que sea diferente o que te den ganas de coleccionar.

“Yo creo que ahorita es complicado porque hay mucho de todo, como los Funkos, tienen variedad de todo, aunque seamos fans de diferentes cosas seguramente existe uno, podría pensarse que es bueno que todos podamos tenerlos, pero entonces llega un momento en el que ya no es algo atractivo, porque todo el mundo tiene a su personaje favorito hecho Funko”.

Asegura que por el contrario, lo que hace especial a los juguetes de los 80’s o 90´s “es que se hacían para que los niños jugaran, ahora ya hay juguetes que se hacen para coleccionar, esa es la diferencia”.

Aunque podría ser difícil que este hobbie desaparezca, hay una ligera posibilidad de que “el hecho de coleccionar llegue a su punto máximo y tenga que volver a empezar, o puede que se mantenga, tal vez lo que estamos obteniendo en este momento no suba su precio y se quede en un punto medio porque pueden salir mejores versiones, algo que nos haga seguir consumiendo”, aseguró.