El creciente problema de la contaminación por plásticos se nos está saliendo de las manos. Miles de toneladas se vierten al día en los ríos y océanos causando distintas afectaciones tanto en el medio ambiente como en la fauna acuática.

Un nuevo estudio publicado por la revista científica PLOS ONE  este miércoles descubrió que algunos de los plásticos más comunes están liberando gas metano y etileno cuando se exponen a la luz solar. 

 Si bien las cantidades liberadas por los plásticos son pequeñas, a los investigadores les preocupa que la escala de la producción y el desperdicio de plástico signifiquen que puedan contribuir a las emisiones de gases de efecto invernadero que intensifican el calentamiento global a lo largo del tiempo.