Con la finalidad de reforzar la seguridad de los usuarios de plataformas tecnológicas que prestan el servicio de transporte privado con chofer, autoridades del gobierno capitalino se reunieron con representantes de Easy, Cabify y Uber.

La reunión se enmarca luego de darse a conocer el caso de un joven que presuntamente tomó un Uber en la Condesa con dirección a la delegación Miguel Hidalgo pero terminó golpeado y drogado en Tultitlán, Estado de México.

En el encuentro acordaron el fortalecimiento de las políticas y procesos de seguridad de las plataformas tecnológicas en beneficio de sus usuarios y el reforzamiento de los controles de los procesos de registro de conductores que prestan ese servicio a través del uso de la aplicación.

Además robustecer los estándares de calidad, de servicio y de seguridad que este tipo de aplicaciones ofrecen.

Las empresas continuarán coadyuvando con las autoridades ante casos de comisión de presuntos delitos y denuncias; asimismo promoverán entre los usuarios el uso de instancias legales competentes.

Por instrucción del jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva, acudieron a la reunión representantes de las secretarías de Seguridad Pública y de Movilidad.