Tener un coche híbrido o eléctrico no es barato. Los puedes encontrar desde 320, y hasta los 4 millones de pesos en México. Pero para hacer más amigable esta inversión, los gobiernos locales (estatales) y algunas empresas de la iniciativa privada han propuesto incentivos económicos para quienes, por cuenta propia, han decidido poner su granito de arena para consumir menos recursos y generar menos contaminación.

Estos incentivos ya están en vigor, pero ¿serán una razón suficiente para optar por uno de estos coches? ¿cómo se comparan con las propuestas de otros países?