Los resultados electorales de este año arrojaron derrotas para varios partidos y una menor votación que implicará la pérdida de recursos económicospara las diferentes fuerzas políticas desde el 2019, e impactará en su nómina, en su estructura y obligará a hacer recortes en algunos rubros.

El PRI es el partido que se verá más afectado por esos resultados, y de manera extraoficial ya se ha dado a conocer que habrá recortes, despidos de trabajadores y medidas como bajar el salario a algunos empleados, ante la imposibilidad de mantener los gastos de esa fuerza política que, hasta este año, es la que más dinero público recibía. La previsión es que sus prerrogativas bajarían a un tercio de lo que tenían.

Los comités estatales del PAN y del PRD anunciaron que por ahora no tienen previsto realizar recortes, aunque el líder del sol azteca, Omar Ortega admitió que deberán aplicar medidas de austeridad, pero a partir del siguiente año, pues el presupuesto de este 2018 ya está fijado y se está ejerciendo. Los problemas vendrán en 2019.

De acuerdo con lo aprobado este año por el Instituto Electoral del estado de México (IEEM), de financiamiento anual para actividades permanentes 2018, el PRI recibe más de 164 millones de pesos; mientras el PAN poco más de 96 millones; el PRD, 83.752 millones; Morena, más de 65 millones y Encuentro Social, Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza, PT, PVEM, de 34 a 40 millones cada uno.

El 30 por ciento de los recursos se reparten en forma paritaria entre las diferentes fuerzas políticas, pero el restante 70 por ciento se distribuye en forma proporcional directa a la votación válida efectiva de cada partido, obtenido en la última elección de diputados locales de mayoría relativa; por lo cual disminuirán los recursos a los partidos y el que más recibirá, el siguiente año, será Morena.

  • Recortes en los partidos

Al menos en el PRI algunos empleados confiaron a este medio que ya se anunciaron medidas de austeridad, como recorte de personal, disminución de salarios, ahorros en algunas áreas y gastos; aunque los problemas deberían llegar en 2019, pues para este año los recursos están garantizados, por las prerrogativas que reciben y las cuotas de sus militantes.

Aun cuando este medio solicitó la versión de ese partido, no hubo respuesta por parte de su oficina de Comunicación Social.

En el PRD, Omar Ortega admitió que los resultados electorales inevitablemente les impactan, pues ya no tendrán los recursos que reciben y sin duda deberán tomar medidas, pero por lo pronto corre el presupuesto 2018 y los cambios deberán hacerse en unos meses.

“Es inevitable, de tener un presupuesto a razón del 14 por ciento, hoy bajamos al 6.4 por ciento, van a reducir las prerrogativas y habría que revisar el gasto corriente, programa, también es parte del análisis, pero le tocará a la siguiente administración. El presupuesto sigue siendo el mismo, el recorte vendrá el siguiente año y no se trata de buscar culpables, sino un análisis para enfrentar las próximas elecciones. “Hoy no hay recortes”.

En el PAN de manera extraoficial informaron a este medio que la actual administración ya disminuyó gastos y por ahora no se ha hablado de recortes, ni medidas de austeridad, pero ante la disminución de las prerrogativas, es una posibilidad para el siguiente año.

Para tomar en cuenta:

Partido financiamiento

PRI: 164 mdp

PAN: 96 mdp

PRD: 83.752 mdp

Morena: 65 mdp

Encuentro Social, Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza, PT, PVEM: de 34 a 40 mdp

  • El 30 % de recursos se reparten en forma paritaria entre las diferentes fuerzas políticas.
  • El 70 % en forma proporcional directa a la votación válida efectiva de cada partido.