La sobreexplotación de recursos pesqueros aumentó en el mundo, después de que el porcentaje de poblaciones de peces capturados de forma insostenible pasara del 31 % en 2013 al 33% en 2015, según las últimas cifras difundidas hoy por la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura.

La FAO publicó un informe bienal en el que alerta del empeoramiento del estado de los recursos pesqueros.

Mientras la tasa de poblaciones de peces que se pescan dentro de los niveles biológicamente sostenibles ha disminuido del 90 % de las muestras analizadas en 1974 a un 67 % en 2015, las que se han capturado fuera de esos niveles han seguido la tendencia inversa en ese periodo: del 10 al 33 %.

“No vamos por el buen camino”, señaló el director de Pesca y acuicultura de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura, Manuel Barange.

Las cifras van en la dirección contraria a lo que marca la agenda de desarrollo sostenible pactada en Naciones Unidas para 2030, que busca acabar con la sobrepesca y restaurar las poblaciones de peces a niveles que puedan producir el rendimiento máximo sostenible cuando antes.