Las autoridades japonesas anunciaron que quieren obtener la aprobación de la Comisión Ballenera Internacional (CBI ) para reanudar la caza comercial de ballenas.

Los funcionarios argumentan que la petición solo cubre especies de ballenas cuyas poblaciones se consideren en niveles “sostenibles” y dicen que “propondrán establecer una cuota de captura para especies cuyas poblaciones sean reconocidas como sanas por el comité científico de la BCI”, aseguró Hideki Moronuki, funcionario a cargo de la caza de ballenas en Japón, según publica AFP.

La propuesta, que se presentará en una reunión en septiembre en Brasil, no específica qué tipo de ballenas se destina a la caza sino cuántas poblaciones ya no se consideran agotadas.

Los japoneses quieren que la forma en que se decida cuánta será la cuota permitida de caza sea modificada, a fin de necesitar muchos menos votos para aprobar una cantidad.

Actualmente cualquier decisión requiere de tres cuartas partes de los votos de los miembros, y el gobierno nipón pretende que se cambie a mayoría simple, o sea que con el 50% más 1 será suficiente.