El Instituto Nacional Electoral informó que 77.52% de los paquetes electorales de presidencia sean susceptibles a recuento, esto debido a que las actas cuentan con alguna irregularidad en su llenado. Sin embargo, se descarta un cambio sustancial en los resultados.

El presidente de la Comisión de Capacitación y Organización Electoral, Marco Antonio Baños Martínez, la decisión final de si se cuenta o no el paquete electoral se tomará cuando se lleve a cabo el cómputo distrital (que será entre la mañana de este miércoles y el sábado en la noche); si los titulares de las Juntas Distritales y representantes de partidos consideran que las irregulares se resuelven sin el recuento, no se hará.

Las causales para el recuento de un paquete electoral son que los datos del acta sean ilegibles, que la suma de votos no corresponda con el número de actas o que por error el acta esté dentro de los sobres por lo que no es posible verlo. Si después de revisar el acta los datos son legibles o las sumas sí son correctas, el reconteo puede evitarse.

Sobre las implicaciones de este recuento, el consejero Jaime Rivera Velázquez, comentó que sólo es para precisar el número de votos que cada candidato y partido obtuvieron, y no cambiará sustancialmente el resultado.

“Si ven, en el caso de los recuentos que se hicieron en 2015, recuentos de boletas, bueno, de votos, en el agregado nacional después de los recuentos ningún partido tuvo una diferencia respecto de su propia votación después de los recuentos, que llegara al uno por ciento, ninguno, creo que el máximo fue de 0.8%”, dijo.

Por su parte, el consejero José Roberto Ruiz Saldaña aseveró que, en muchas ocasiones, el recuento de votos se da por presión de los representantes de partidos políticos que de esta manera buscan ganar sufragios, aunque sea de manera marginal.

“(El recuento) forma parte de las estrategias mismas de los partidos que no fueron favorecidos, y el día de mañana (miércoles) estaremos viendo en su justa dimensión cómo se va ajustando los datos”, comentó.