Se aplicará la Ley Seca en la entidad, durante la próxima jornada electoral, cuestión que en esta ocasión afectará a bares y antros, ya que los restaurantes, que ofrecen alimentos en compañía bebidas alcohólicas, quedan excluidos, disminuyendo las afectaciones que sufrían los empresarios.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en el Estado de México, Pablo Durán Gallastegui, señaló que buscaron acercamiento con todas las direcciones de desarrollo económico municipales y sus presidentes porque muchos ignoran que existe esta reforma, que ahora los restringe de la Ley Seca y resaltó la importancia de que la ciudadanía igual tenga conocimiento.

Sin embargo tras el avance para el sector empresarial, un 20 por ciento de los negocios afiliados a la Asociación de Bares y Restaurantes de la entidad (ASBAR) tiene que acatar la norma, por lo que registran pérdidas importantes, “muchos abren nada más sábados y domingos y si se tiene que cerrar es una gran afectación”, expresó Patricio González Suárez, presidente de la asociación; sin embargo, dijo que varios clientes al saber que se aplica la Ley Seca prefieren salir el día viernes. La medida también aplica a vinaterías, supermercados y tiendas de abarrotes.